Opinión

Servicio

By  | 

¿Por dónde empezar?

¿Puede el servicio que te dan en el local estropear la comida? ¿Puede darte igual el servicio mientrás la comida esté bien? Y si el servicio es muy bueno pero la comida no lo es tanto, ¿volverías?

Son preguntas que suelo hacerme y encuentro varias respuestas. ¿Cómo definir un buen servicio? Para mi es la atención al cliente. No hablo que los camareros o camareras sean «nuestros sirvientes», me refiero a que los clientes son los que hacen que tengan trabajo y si no se cuida el servicio, la gente deja de ir por muy buena que esté la comida. Gastamos nuestro dinero que hemos sudado y elegimos un local entre miles que hay en la isla y los trabajadores (los dueños en su caso si dan están dando el callo) y deben fidelizar.

Hay varios puntos que deben tener en cuenta como la calidad, la actitud, la velocidad, la precisión y el upselling (el café o el postre que te sugieren al final de la comida).

Hay locales que tienen una rotación muy grande y no pueden estar «esperando» a que comas a gusto. Me refiero de la típica sobremesa que después de comer, ponerte a hablar, pedir el café o un postre mientrás asientas la comida y te pones al día con las personas que tienes alrededor.

Hay un ejemplo muy claro (que no me molesta) es el Bar Jasmina, donde sirve exclusivamente bocadillos de patas. Los comileros que han estado ahí, te despachan y sobras ya en el local. En un sitio pequeño, entiendo eso y por eso lo pido para llevar.

Escribo esto tras una mala experiencia en un restaurante que fui hace poco, el Guayarmina de La Ballena. Lo subí en mi Instagram y la valoración es baja, tanto que una comilera se sorprendió al verlo y me preguntó que pasó. Tras un día largo de trabajo vamos a  cenar y nada más entrar la persona que debe dar los buenas noches, saludar, algo básico, nos pone mala cara. Mal asunto para empezar.

De la comida solo se salva las pizzas porque el entrecot súper duro y la salsa de los fetuccini, sin sabor. Bueno, da igual un poco que la comida no esté muy allá porque puede pasar pero ya lo que termina de estropear es que no nos dejaron terminar la comida. Tenían que cerrar los datáfonos y nos dió la cuenta. Y ya. Nos levantamos con aún comida en la mesa y ni postre ni café. Calidad, actitud y el upselling que hablamos más arriba, cero.

Otro local que ha tenido problemas con el servicio es el Ca Minguín pero solo por la precisión y la rapidez. La comida ninguna queja pero la gente que he mandado a comer ahí o gente que comenta en las fotos, se quejaba de la tardanza. Algo que se puede mejorar y así evitar la muerte de éxito. O la misma La 66 que la mejor hora para ir a comer una hamburguesa es a las ocho de la noche porque ya después no coges mesa o tienes que esperar más de una hora.

Me quejo del servicio cuando no trata bien al cliente. No voy a críticar por críticar sino que traslado los comentarios de muchos comileros que me siguen y les pasa lo mismo que a mi. Con respecto a lo que me pasó a mi y a los compañeros del trabajo, nos sentimos mal y ya la comida ya no iba a ser igual de buena por el trato inicial, el de la mirada de perdonar la vida. Hubieramos preferido que nos dijeran que van a cerrar pronto (eran las 22:15 ya que salimos de trabajar a esa hora) y evitarse el problema y nos vamos al lado al Burguer King o al KFC y contentos nosotros.

Se pueden perder potenciales clientes por una actitud mala en el servicio. Y puede pasar todo lo contrario, que el servicio sea tan bueno que te hagan 40 kilómetros para ir a comerte un kebab.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
1
Hola comilero!
¿En qué te puedo ayudar?
A %d blogueros les gusta esto: