Carnes

El cumbrero

By  | 

Situado en Ingenio, el restaurante El Cumbrero es un local de comida típica canaria donde podrás disfrutar de platos de cuchara, pescados además de carnes como solomillos y cerdo frito. Destaca la gran variedad de salsas para las carnes como las ya famosa pimienta y de champiñones pero a destacar las de Oporto y Diana.

Una palabra para definir la comida de El Cumbrero es comida casera. Así de sencillo. Da un cosquilleo en el estómago cuando pruebas comida que sabe a lo que suele hacer una madre o una abuela en casa, comida de cuchara.

Como la escena final de Ratatouille donde al crítico le sirve el plato de cuál recibe el nombre el film, una hortalizas guisadas que se consideran un plato menor de la cocina francesa. El primer bocado le esboza un recuerdo de su niñez y como su madre le cuidaba y le servia ese plato. Deja caer el boli como señal que no importa ya nada, que lo más importante es lo que te hace sentir la comida.

Entrantes

El cerdo frito. Me encanta. Nada más ver el corte de la carne supe que era de la buena y que no me encontraria con el típico trozo de grasa que me estropearia la degustación. Acompañada con papas naturales, todo es mejor. Recuerda eso. No a las papas congeladas con las buenas carnes por favor. 

Las croquetas de pollo, otra cosa que me encanta. Soy un glotón las bodas y estoy detrás del camarero a ver si aún le quedan. Muchos locales te hacen un variado pero yo prefiero ir a lo seguro en cuanto al sabor.

Una de las sorpresas de la noche fue la sopa de carne con garbanzos y pan. Resulta que es la primera vez que lo oigo y que lo pruebo. Adriana me comenta que es lo típico que se come tras una marcha o después de fin de año –esta gente de campo-. Bien calentita y con cuchara en mano empieza el espectáculo. Un plato de cuchara como los de antes.

Cerdo frito el cumbrero
Comida casera El Cumbrero
Comida canaria Qué comer en Gran Canaria garbanzos

Platos principales

Al ojear la carta me sorprendió que había una sección de salsas y que iban a parte. Osea, que tenías que pagar por ella. Pensé que era lo típico que te embadurnaban la carne por encima y ya. Todo lo contrario. La sorpresa fue cuando veo que la traen en dos sartenes aparte. Para mojar pan las dos.

La de color más oscura es Oporto. Los ingredientes son cebolla tostada, un caldo de carne y vino de Oporto o en su caso, una reducción para que quede bien fuerte y potente y le de un sabor a la carne de diez. La otra es salsa Diana. Esta lleva cebolla, ajos, champiñones, nata y Luis, el chef, para darle su toque le añade piña. Estas dos salsas son ideales para acompañar el solomillo uruguayo que nos pedimos.

 

 

Calamares saharianos el cumbrero
Solomillo El cumbrero

El punto de la carne, siempre que voy con Adriana tiene que ser medio hecho. No me gusta ver la sangre ni rojita la carne por dentro, pero estos sacrificios hay que hacerlos por el bien común. Cabe decir que no está nada mal y empiezo a cogerle el gusto pero no soy como mi amigo Jose que casi quiere la carne que aún muja la vaca cuando la trinche con el tenedor.

Lo de la salsa aparte tiene todo el sentido del mundo una vez que lo ves. Cortas la carne, lo mojas en la salsa y a comer. No tienes que bañar toda la carne. Quizás no te guste la salsa y dejes el plato a medias o solo prefieras la carne sin nada. Un diez en la idea y en el planteamiento la verdad.

Por último, por fin unos buenos calamares saharianos depués de tanto tiempo. Es por época parece ser. Cuando están «malos» los calamares, lo mejor es pedir choco y al revés. Acompañado con unas papas arrugadas con su mojito, poco picantón pero no pasa nada, no a todos le gusta el mojo con medio kilo de ajos dentro.

Y PARA TERMINAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
1
Hola comilero!
¿En qué te puedo ayudar?
A %d blogueros les gusta esto: